La Junta ha aportado hasta 2010 más de 20 millones extra para financiar los 9 Consorcios de Transporte

 

La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía ha aportado desde 2010 a los presupuestos de los nueve consorcios de transportes metropolitanos, que operan en las ocho aglomeraciones urbanas en torno a las capitales de provincias más el Campo de Gibraltar, fondos autonómicos por valor de 75 millones de euros.

Estos recursos se han destinado tanto por vía ordinaria como extraordinaria, lo que implica que la Consejería que dirige Elena Cortés ha realizado una contribución adicional de más de 20,5 millones, teniendo en cuenta las obligaciones de financiación que tienen cada una de las administraciones con representación en estos entes, donde también están implicados los ayuntamientos de las áreas metropolitanas y las diputaciones.
La normativa que rige el funcionamiento y financiación de los consorcios estipula que los consistorios deben asumir el 50% de las inyecciones públicas que se hacen anualmente a sus cuentas, la Junta de Andalucía, el 45%; y las diputaciones el 5%. Los recursos autonómicos aportados en esos años suponen el 54,5% de la cuantía global, lo que supone casi diez puntos más de lo exigido legalmente.

La participación de la Administración autonómica en los presupuestos ha ido creciendo progresivamente desde 2010, año en el que el porcentaje se situó en un 53%, con una contribución a los presupuestos de 14,15 millones de euros; elevándose esa cuantía hasta los 16,26 millones en el ejercicio 2014, lo que arroja un compromiso de casi el 57%.

En la actual situación de crisis económica y de restricciones de las arcas públicas, que ha traído como consecuencia la congelación de las aportaciones municipales a los consorcios, ha sido necesario incrementar los fondos autonómicos para dotar a estos organismos de mayor equilibrio financiero y estabilidad presupuestaria, y garantizar así la prestación de un servicio público de transporte colectivo asequible y de calidad, que constituye una alternativa eficiente al vehículo particular en los desplazamientos interurbanos.
En ese sentido, en el último lustro los consorcios han registrado un incremento considerable del 40% en el nivel de penetración de la tarjeta única de transporte, el sistema de pago que permite precisamente continuar manteniendo precios accesibles en los diferentes medios de transportes públicos acogidos a la red de consorcios (bus urbano e interurbano, el metro de Sevilla y el servicio marítimo de la Bahía de Cádiz y como medio de pago en Cercanías RENFE), con posibilidad de descuentos de en torno a un 30% sobre el precio del billete sencillo, y de transbordos con un ahorro importante del 40%, aproximadamente. En algunos de los ámbitos que componen esta malla dicha tarjeta se ha implantado ya como el título más usado en ciertos modos de transporte, como es el caso del metro de Sevilla, donde el 60% de los desplazamientos se realizan a través de este sistema; o los autobuses metropolitanos, con el 70%.
Pero esa mayor acogida de la tarjeta entre los viajeros exige de las administraciones consorciadas realizar un esfuerzo económico cada vez mayor para compensar el coste derivado de su uso y de la intermodalidad, así como para hacer frente a otros aspectos, entre los que se encuentran las mejoras de servicios introducidas. En estos cinco años ese compromiso financiero se ha podido atender con las aportaciones adicionales de la Junta de Andalucía.
Los consorcios prestan servicio en 192 municipios y benefician a 5,37 millones de habitantes, más del 60% del total regional. Los recursos con los que cuentan anualmente  se destinan a la mejora del servicio de transporte público que prestan los operadores, a la incorporación de autobuses urbanos de las ciudades a la integración tarifaria, a la dotación y la adaptación de las paradas para alcanzar la plena accesibilidad de todas las personas, así como la mejora de los sistemas de información al usuario, entre otros aspectos.
Balance de actividad de los consorcios
Los nueve consorcios metropolitanos de transportes de Andalucía cerraron 2013 con un total de 1,02 millones de tarjetas de viaje operativas, lo que implica un incremento del 13,8% respecto de 2012, cuando permanecían activos 880.522 títulos. El área metropolitana con mayor número de tarjetas en funcionamiento durante 2013 fue la de Sevilla, con un total de 477.240 unidades, lo que implica un crecimiento del 12,3%;  seguida de la aglomeración urbana de Málaga, con 176.389 títulos y un alza de 14,1%; Granada, que contabilizó 173.439 y un incremento del 9,5%.
A continuación se situaron la aglomeración de la Bahía de Cádiz, donde este modo de pago aglutinó 89.338 tarjetas y concentró un avance positivo del 14,2%; la aglomeración de Almería, con 33.954 y un incremento del 25%; la de Jaén, con 26.344 y un comportamiento positivo del 15,4%; y la del Campo de Gibraltar, con 18.568 títulos y un alza del 16,8%. Por último, la aglomeración urbana de Huelva registró en 2013 un total de 15.677 tarjetas; y la de Córdoba, se apuntó un avance del 25,3%, lo que se tradujo en 11.299 títulos. La incorporación de estos ámbitos a la integración tarifaria se ha producido de forma progresiva desde 2003, año en el que la tarjeta única se puso en funcionamiento en el área de Sevilla. La última en incorporarse fue el ámbito metropolitano de Huelva, en octubre de 2012.
Los usuarios del transporte público que se gestiona a través de estos órganos consorciados realizaron el pasado ejercicio 4,56 millones de operaciones de venta, recarga y consultas de tarjetas, lo que se traduce en un casi 6% más que en 2012.
Esta red registró el pasado ejercicio en torno a 57,7 millones de desplazamientos en todos los medios integrados en esta red (autobuses interurbanos y urbanos, el metro de Sevilla y el servicio marítimo en la Bahía de Cádiz). Los autobuses interurbanos, que sumaron 40,5 millones de viajes, son los que concentraron más demanda de usuarios, seguidos del metro de Sevilla, que sumó durante el pasado año un total de 8,8 millones de traslados mediante cancelación de tarjetas de transporte de los consorcios, y de los buses urbanos, que transportaron 8,2 millones de viajeros que habían usado la tarjeta de los consorcios. Precisamente los autobuses que operan en las capitales y en las grandes ciudades integradas en los consorcios de transportes metropolitanos fueron los que experimentaron un mejor comportamiento, ya que sus afluencias de usuarios permitieron un crecimiento superior al 6,5% respecto del mismo periodo del año anterior. El catamarán que cubre el trayecto entre Cádiz y El Puerto de Santa María acumuló en ese mismo periodo 422.182 desplazamientos.
Con carácter general, el balance de viajes realizados en el conjunto de estos medios de transporte público supuso un descenso del 2%, una trayectoria que, aunque ligeramente negativa, demuestra una recuperación respecto del año anterior, cuando el índice superaba el 3%; y resulta ser mejor que la experimentada en el resto del país. La grave repercusión de la crisis y los elevados niveles de desempleo son las principales razones que explican esta tendencia decreciente, que es todavía más grave y evidente en el tráfico de vehículos privados que circulan por las carreteras de la comunidad.
Constitución de los Consorcios
El conjunto de los Consorcios está ya constituido. El primero que se creó fue el de Sevilla, en 2002 (45); y posteriormente se le sumaron el de la Bahía de Cádiz (10 municipios) y el de Granada, en  2004 (50 municipios); Málaga, en  2005.

  • Descarga para Android

  • Descarga para iOS